You are currently viewing COMO HACER UN PLAN DE NEGOCIOS PARA UN COMERCIO LOCAL

COMO HACER UN PLAN DE NEGOCIOS PARA UN COMERCIO LOCAL

Ahora mismo es complicado pensar en un nuevo proyecto empresarial, más aún si nos referimos a un negocio de comercio local. Este artículo estaba pendiente de publicarse desde antes que nos abordara la actual pandemia del CORONAVIRUS que nos tiene a todos confinados en nuestras casas. El comercio local, a excepción de la alimentación, no pueden abrir sus tiendas desde el principio del confinamiento,  lo que está causando una situación muy crítica para todos ellos, que llevará a muchos de ellos a poner el cierre definitivo de sus negocios.

Desde Som-hi siempre hemos apoyado, estamos apoyando y apoyaremos al comercio local.

Porque todo va a cambiar y no seremos los mismos….Pero seguro cuando salgamos de casa esperamos encontrar la sonrisa verdadera de las personas que regentan la zapatería, la mercería, nuestro bar, el peluquero…..abiertos en nuestros barrios y municipios. Por este motivo hemos decidido publicar el artículo.

Siempre existirán oportunidades.

JUNTOS CON COMERCIO LOCAL.💓

Som-hi!!

👇
Una de las claves para que un nuevo proyecto funcione es haber estudiado bien los elementos clave del negocio y preveer las necesidades y dificultades con anterioridad para poder resolverlas. Por eso consideramos interesante exponer como plantear el plan de negocio que requeriría un comercio local, dadas sus singulares características y en la situación sobrevenida de coronavirus se nos hace imprescindible este análisis.

Un plan de negocios tiene tres utilidades principales:

• Ayuda al emprendedor a prever sus inversiones, necesidades de tesorería y tener en cuenta todo lo necesario para poner en marcha su proyecto
• Se puede presentar ante terceros como puedan ser bancos, inversores, colaboradores o potenciales socios, para conseguir financiación, colaboraciones clave o un asesoramiento experto que ayude a potenciar el proyecto.
• Finalmente, sirve como punto de referencia, una vez iniciado el proyecto, para poder hacer un seguimiento de la realidad y comparar las desviaciones con el modelo previsto, de forma que podamos saber si cumplimos los objetivos previstos y en caso negativo tomar las medidas oportunas a tiempo.

El plan de negocio tiene que constar de cinco partes principales:

1. Resumen ejecutivo y descripción del equipo promotor:
En este apartado haremos un resumen de nuestro proyecto, e indicaremos cual será la misión (para que se crea este proyecto), la visión (proyección de la empresa), y los objetivos (objetivos cuantificables que se quieren alcanzar).
Una vez está desarrollada esta primera introducción, deberemos exponer las personas que estarán al frente del proyecto. La información principal a tener en cuenta será:
– Formación académica
– Experiencia profesional
– Experiencia empresarial
– Otras aptitudes

Es muy valorable que los promotores presenten ciertas competencias sobre el producto o servicio que se va a ofrecer, o bien una relación estrecha con la zona o barrio donde se va a actuar.

2. Actividad de la empresa y el proceso productivo

En este punto deberemos describir a que se dedicará la empresa, que productos o servicios ofertará, y que punto diferenciador aporta este comercio respecto a la competencia. Es importante tener claro que es lo que vamos a vender a nuestro público, y porque nos van a elegir a nosotros y no a nuestra competencia.

Respecto al proceso productivo debemos tener en cuenta principalmente estos tres aspectos:

• Quienes serán nuestros proveedores, e indicar paso a paso cómo será el proceso de compra o contratación del producto o servicios a nuestro proveedor. Es importante tener claro el proceso, tiempos, requisitos, licencias y otros aspectos. Debemos tener claro todos los puntos hasta que el producto llega nuestras manos.

• La venta. Dado que es un comercio local, el proceso de venta debe estar bien claro y programado. Esto nos permitirá tener un control del stock, de los cobros y de la facturación que estemos generando. De la misma forma que en el punto anterior, debemos tener muy trabajado este aspecto si queremos gestionar bien nuestro comercio.

• La distribución del comercio. Este tercer punto también debemos trabajarlo en profundidad, nuestro negocio depende de la presentación que hagamos del producto en nuestro local. Ofrecer los productos más interesantes a primera vista, comodidad del cliente para comprobar el stock disponible, y publicitar atractivas ofertas para llamar la atención son algunos de los elementos a tener en cuenta. También hay que tener en consideración la distribución del almacén para una buena gestión del stock.

3. Mercado

Como en todo negocio o proyecto emprendedor, debemos tener en cuenta el mercado que rodea a nuestra idea de negocio. Debemos examinar la madurez del mercado, la proyección de este, los competidores directos e indirectos y por supuesto nuestros potenciales clientes.
Dado que se trata de una proyecto con local, tenemos la examinar en profundidad a aquellos competidores (al menos directos) que nos rodean. Se tiene que realizar un exhaustivo estudio de los precios de la competencia, condiciones de entrega, funcionamiento de la tienda estructura, número de oferta de productos, etc. Estos datos nos permitirán ubicarnos en el mercado de forma más acomodada y segura.

Si se va a vender también vía web, se tiene que ampliar el estudio a la demanda online, con todos los matices que eso implica.

4.Comercialización

Hemos hablado del proceso productivo, pero si no conseguimos ventas no servirá de nada tenerlo todo muy bien estructurado. Nuestro comercio se encuentra ubicado en un local, y por tanto nuestra forma de llegar a los clientes es principalmente a través de la presencia física frente a nuestro establecimiento.
Adicionalmente, se puede desarrollar una página web donde informar sobre nuestros productos, e incluso disponer de un e-market bien desarrollado que permita al cliente tener una buena experiencia a la hora de comprar nuestros productos de forma online.
Por otro lado está la promoción comercial, es decir el hecho publicitar nuestros productos. En este caso debemos usar las herramientas de este mismo canal de venta, así que analizaremos las principales opciones de marketing local (revistas y diarios locales, tarjetas, colaboración con otros locales de la zona mediante ejes comerciales, participación en eventos, etc.).
Para la promoción digital se tendrá que trabajar tanto el SEO (posicionamiento orgánico en la web) como el SEM (publicidad de pago), así como redes sociales (tanto gratuito con campañas de pago).

5. Plan económico financiero:

En este último punto deberemos desarrollar todos los aspectos económicos que van a rodear nuestro proyecto:
• Inversiones iniciales: bienes materiales (reformas, equipos informáticos, mobliario, etc.), stock inicial, intangibles (pagina web, softwares, etc.) y fondo de maniobra (liquidez inicial para afrontar los primeros meses)
• Financiación: capital necesario y origen de las aportaciones (socios, recursos ajenos, recursos públicos, etc.)
• Ingresos previstos
• Costes: variables y fijos, así como la estructura salarial si se va a contratar personal
• Política de circulantes: cobros, pagos y almacén
• Cuentas de resultados provisionales
• Balances provisionales
• Punto de equilibrio
• Ratios y rentabilidad

Carles Garcia y Griselda Prat
hola@somhiconsulting.com

También aprovecho para presentar una iniciativa altruista, que estamos llevando un grupo de profesionales, asociaciones ….del mundo del retail para apoyar el pequeño comercio, liderado magistralmente por Tania Pareja del Moral. En esta web encontrarás muchas de las respuestas que el comercio local necesita en la situación actual.

https://www.conelcomercio.com/

Griselda Prat

somhi consulting